Precio del oro, ¿quién lo fija?

EL oro cotiza en funcion de diversos factoresTodo el mundo sabe que el oro es el material precioso por excelencia. Dicen de él que nunca pierde su valor, por lo tanto, en tiempos de crisis, su cotización está en alza. Pero, cuando hablamos del oro, hay una duda que a todos se no ha pasado por la cabeza, ¿cuánto vale y quién establece el precio del oro?

Los responsables del oro

El doce de setiembre de 1919, en las oficinas de NM Rothschild en Londres, por primera vez en la Historia, se marcó un precio oficial de carácter internacional por el oro, quedando éste estipulado en 4,18 libras -unos 20,67 dólares americanos- la onza (31,10 gramos). A ese acto de fijar el precio del oro se le bautizó como London Gold Fixing y hasta la fecha se sigue realizando diariamente. Los cinco miembros que fundaron la London Gold Fixing Association respondían a los nombres de: Sharps & Wilkins, NM Rothschild & Sons, Mocatta & Goldsmid, Pixley & Abele y Samuel Montagu.

A día de hoy, esta decisión de marcar el precio del oro pasa por la manos de cinco de los bancos internacionales más importantes, herederos, por así decirlo, de los cinco socios fundadores y que se conocen como: El Banco Nova Scotia-Scotia Moratta, el HSBC, el Deutsche Bank AG London, el Barclays Capital y la Société Générale Group. Además, estas cinco entidades, juntamente con los fabricantes y vendedores de materiales preciosos, forman parte de la London Bullion Market Association (LBMA). Esta asociación tiene la misión de controlar la cotización de lo que se denominan materiales materiales preciosos en los principales mercados económicos, es decir, en la bolsa de Zurich, Tokyo, Londres y New York.

Una sesión de la Londo Gold Fixing

La London Gold Fixing se celebra dos veces al día, a las 10:30 A.M y a las 03:00 P.M. hora británica. Estas sesiones en donde se fija el precio del oro, se rigen por la premisa básica de cualquier mercado: la oferta y la demanda. Así pues, las cinco entidades bancarias antes mencionadas, atendiendo a las peticiones de sus clientes, marcan un precio para el oro, el cual debe equilibrarse con las existencias que poseen, siendo la diferencia entre ambos menor a cincuenta lingotes de oro. En el caso de que la operación no sea adecuada, deberá repetirse hasta alcanzar el equilibrio deseado.

Foto: Alexander Bärenstein – FotoliaSimilar Posts: